RUTA KÜNIG DE LAS TRES CATEDRALES
LEÓN - LUGO - SANTIAGO

Tramo 05

Brañuelas - Bembibre
por Cerezal de Tremor

Vía Künig

Bañuelas Bembibre

0
Kilómetros totales
Tremor de Abajo
recorrido 28.9%
Cerezal de Tremor
recorrido 40%
Albares de la Ribera
recorrido 79%
Venta de Albares
recorrido 88.5%

Duración: 5 horas 20 mins

Dificultad:
3.6/5
Paisaje/naturaleza:
4/5

Descripción del tramo

dasdf

Tremor de Abajo
Capilla Cerezal de Tremor

Ya en

Saliendo de Cerezal de Tremor
Iglesia de Albares de la Ribera

El embalse

Qué ver en el tramo

MONASTERIO DE CEREZAL DE TREMOR

Cerezal de Tremor es un lugar clave en la historia de la peregrinación a Santiago de Compostela a través de la provincia de León; punto de encuentro esencial entre La Cepeda y el Bierzo. Hemos tenido la suerte de que el doce de octubre del año de 1771 Fray José Alonso, un monje del monasterio de Cerezal, recopilando la documentación archivada en el convento, dejó fiel constancia de su historia.

Fundado en el siglo XIII y perteneciente a la orden mendicante de San Francisco desde un principio se dedicó a dar cobijo y albergue en su hospital anexo a los peregrinos que iban para Santiago. La unión del hospital al convento fue hecha en el año de 1432 por unos ciudadanos de la Cepeda, a cuyo cargo estaba la administración del Hospital. 

Una época de esplendor fue el siglo XV cuando Fray Juan de Oviedo pasó por aquí como peregrino y se instaló entre los frailes hasta que tomo el hábito unos años más tarde. De hecho, en 1425 Juan de Oviedo concertó con los cofrades de La Cofradía de Santa Magdalena, que eran de Cepeda, la cesión de la cercana ermita de la santa, ubicada junto al puente de Tremor, con todas sus pertenencias. En 1441 también consiguió una bula papal de indulgencia plenaria completa a favor de los que contribuyeran a la reedificación del convento y a los que lo hicieran de la iglesia.

El dos de febrero de 1439 el rey Juan II, en un documento de concesión de un privilegio, manifiesta «Que el monasterio está en unas montañas ásperas en lugar yermo y muy frio y cerca del Camino Francés por el que pasan cada día muchos peregrinos camino de Santiago a los que acogen los frailes en dicho monasterio y dan de comer de lo que tienen». Lamentablemente, a día de hoy, tan solo se conserva la capilla y un paredón del monasterio, y una pila del antiguo puente. 

EX VOTOS 

Exvoto del niño Juan Machao

Nº 1.

ALBARES DE LA RIBERA

Tranquilo núcleo de población asentado en una de las laderas del río Boeza. Aunque el río no atraviesa el casco urbano, el agua se capta en la presa de la Villa y se distribuye por una amplia reguera (así denominada por ser originalmente de tierra) hasta las zonas de cultivo.

La iglesia parroquial es de tres naves separadas por columnas y pilares con cabecera del siglo XVI y, el resto, de fabricación posterior. Cubiertas con artesonados mudéjares renacentistas en el inicio de las naves laterales y portada (en el muro sur) de la primera mitad del siglo XVII. En su cara oeste, la espadaña, que posee, en la base de su escalera, una inscripción donde se puede leer 1850. El presbiterio tiene un retablo barroco con adornos rococó (llegó a este templo desde otra iglesia), muy movido en su planta y de agradable teatralidad barroca. Destacan la imagen de San Millán, en gran barroco, y el Calvario, que ocupa el remate y es obra del siglo XVII. En la nave del Evangelio destaca un retablo rococó muy interesante, sin dorar ni pintar en el que destaca la escultura de un santo obispo en el nicho superior.

La estrella de la gastronomía popular son, sin duda, los caldos. Destacable entre todos, el caldo de botillo con grelos (la villa está incluida dentro de la Indicación Geográfica Protegida Botillo del Bierzo) un plato fuerte y muy abundante que permite hacer frente al frío invernal. Otros platos destacados son: la empanada de acelgas, el cordero, la berza de asa de cántaro, la morcilla dulce, los derivados de la matanza del cerdo, el caldo de vainas y el de castañas.